martes, 24 de septiembre de 2013

Las reivindicaciones del músico cubano Robertico Carcassés y la actitud de la izquierda cubana



Por Rodolfo Crespo.
España.


Todos los hechos están relacionados con la convocatoria que el 12 de septiembre reunió a un grupo de músicos, cantautores y figuras de la cultura cubana en la explanada de la Tribuna antimperialista José Martí (contigua al edificio de la Oficina de Intereses de EE. UU. en el malecón de la Habana) en una velada artística en apoyo de los cuatro antiterroristas cubanos presos en cárceles estadounidenses que en dicha fecha cumplían 15 años en las mazmorras del imperio.

En medio de la actuación y aprovechando la “nocturnidad” que la circunstancia le brindaba el músico  cubano Robertico Carcassés  lanzó unos dardos al aire en mensaje dirigido al núcleo de la izquierda cubana (en el poder desde 1959, pero que se encuentra enfrascada desde hace alrededor de un lustro en una serie de transformaciones económicas y sociales en la Isla) en uno de los lugares de reunión y manifestación más emblemáticos de la misma después de la Plaza de la Revolución, en ocasión de unos de los motivos más sensibles y unificadores del pueblo cubano en los últimos tiempos (la defensa de sus héroes encarcelados en EE. UU., hecho quizás tan solo comparado con el caso del balserito Elián González), y ante una de las presumiblemente mayores y más variopintas audiencias en vivo presenciada in situ en los últimos tiempos en la Isla caribeña.

Alternando con el estribillo del coro, entre línea y línea y sin atenerse mucho a la rima (en realidad esto era lo que menos le importaba al pianista cubano) comenzó  a “cantar”: “Yo quiero que liberen a los cinco héroes, y que liberen a María. Libre acceso a la información para tener yo, mi propia opinión. Elegir al presidente por voto directo y no por otra vía. Que se acabe el bloqueo y el auto bloqueo, por favor. Ni militantes ni disidentes, todos cubanos con los mismos derechos”. (1)

En relación con sus reivindicaciones:

¿No sabe el jazzista cubano que un país como España (por citar un ejemplo) tan “civilizado” que es miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y tan “democrático” que cada cuatro años celebra regularmente elecciones, el jefe de Estado es un rey que nadie ha votado y jamás se somete al escrutinio de las urnas?.

¿No le han dicho en Cuba o le han enseñado en el colegio que las elecciones de segundo grado como las cubanas a la hora de designar el presidente no es una excepción de la isla caribeña?.

¿No se ha dado cuenta el señor Carcassés que si él quisiera y las masas en su distrito electoral lo respaldaran él fuera el alcalde de su barrio, y por derecho democrático garantizado por la ley electoral cubana tendría un asiento con voz y voto en la asamblea Municipal del Poder Popular correspondiente a su localidad?, ¿Y no sabe este músico cubano devenido en paladín de la democracia burguesa (la cual ni conoce) que a eso mismo tienen derecho también todos los disidentes cubanos, y que su no lo han utilizado como vía para ir escalando peldaños y conquistando el poder es porque no tienen el más mínimo apoyo del pueblo cubano?.

¿Qué diría el señor Carcassés si conociera que producto de las elecciones de noviembre de 2011 en España, el gobierno instaurado (el del señor mariano Rajoy del derechista y neofranquista Partido Popular) ha sido elegido por sólo 31 ciudadanos de cada 100 que tenían derecho al voto en la península e islas adyacentes?, ¿Y qué reacción tendría si además de eso constata que esos 31 de cada 100 ciudadanos han sido capaces de lograr el absurdo lógico matemático pero real como hecho político de alcanzar la mayoría absoluta en el Congreso de Diputados (Parlamento español) con 186 bancadas de 350 posibles?.

¿Esa es la democracia que pide para los cubanos el director de Interactivo: 31 personas disponiendo, sin derecho a veto posible, las leyes que se le impondrán cono mano de hierro al resto de los 69 ciudadanos?.
¿Por qué ha escogido Carcassés la Tribuna Antimperialista para lanzar su mensaje, un lugar tan importante para los cubanos en sus reivindicaciones antimperialistas, en una fecha tan sensible y ante la audiencia radial y televisiva en vivo de tantos cubanos: porque a ese lugar la carroña político-moral cubana le será difícil (sino imposible)llegar por medios democráticos y mucho menos tomar el micrófono para lanzar sus dardos envenenados, o porque el espacio que el compañero Raúl Castro reclamaba para la discusión abierta y sincera de los problemas cubanos aún sigue esperando su aparición?. (2)

¿Tiene noticias Carcassés de las decenas de miles de muertos que la droga ocasiona en México, donde el crimen organizado alrededor del tráfico y comercialización de la misma prácticamente ha quebrado al Estado mexicano, manteniendo en constante vilo a la sociedad de la nación azteca; o es que precisamente la falta de información y debido tratamiento en los medios,  de los problemas que ocasiona al mundo los estupefacientes, verdadero flagelo en algunas regiones, lo que ha llevado a reivindicar, al director del combo de música de fusión jazz Interactivo, la liberalización de la marihuana en una velada artístico cultural que nada tenía que ver con el tema, y en este caso, de ser lo último, la izquierda cubana debería tomar nota?

Para valorar el talento del músico cubano, el que parece vislumbrar a algunos, acudimos a una máxima martiana, el legendario pensador y anticolonialista cubano de la segunda mitad del siglo XIX, cuando decía que “más vale una nariz fea que un alma fea”; poco arte necesitan los pueblos y por ende los cubanos que no los represente, defienda y sobre todo que no esté comprometido con su liberación.

Si el autobloqueo al que se refería en su mísera interpretación es la liberación de las trabas para la mercantilización total de la sociedad cubana (alguno de cuyos pestillos ya han sido retirados, pese a todo) no creo que le granjee muchos simpatizantes, ni siquiera entre los que se pudieran sentir cautivados por el sonido y acordes de su piano.

Pero, ¿cuál ha sido la reacción de la izquierda cubana?.

La izquierda cubana en el poder (que sepamos) no ha hecho ninguna declaración (3) (¿el que calla otorga?), aunque por los medios conocemos que un funcionario (al parecer de segunda línea) citó al músico y le trasmitió una sanción (vetado por tiempo indefinido en todas las instituciones regidas por el Ministerio de Cultura), aunque posteriormente el 17 de septiembre se la retiró.

Según una noticia colgada por Silvio Rodríguez en su blog Segunda Cita, las conversaciones de los funcionarios del Ministerio de Cultura con el músico fueron tan positivas que han decidido dejar sin efecto la sanción.

¿Ha temido la izquierda cubana un efecto boomerang?, ¿es tan necesario para la cultura cubana este hombre, en un país que cuenta con más de 11 mil músicos y tanto talento?, ¿se ha acobardado por las consecuencias de la misma y la reacción en cadena que pudiera suscitar?, ¿o es que la izquierda cubana ha decidido compartir calle y tribuna con sus confrontadores ideológicos y oponentes históricos?, ¿es ésta la manera de actuar de una izquierda que lanzó tan magníficamente el concepto estratégico de la “Batalla de Ideas”, o éste fue simplemente una consigna más del período anterior a las reformas?, son preguntas que debieran hacerse los revolucionarios cubanos.

Sin embargo, donde ha sido prolífica la reacción es por parte de los colegas del sector (4). La más llamativa por provenir de quien proviene ha sido la del  cantautor Silvio Rodríguez;  en su blog Segunda Cita el 18 de septiembre de 2013 en artículo titulado “Debemos escribir nuestro propio guión” el autor de “El Necio” dice no había “tenido noticias de que cuando Robertico Carcassés terminara su actuación, la noche del 12 de septiembre, hubiera espectadores del concierto ofendidos” (5) por lo que dijo durante su actuación. Sí esto es así (lo cual dudamos los que conocemos el temple del pueblo que en su época originó a Raúl Roa) habría que suponer que en el pueblo cubano tiene lugar actualmente una gran regresión ideológica y política, “Ni siquiera eso pasó temprano, a la mañana siguiente… Porque si alguien logró escuchar lo que dijo… lo más probable es que no le diera tanta importancia (que fue lo que a mí me sucedió)” (6) continua el trovador cubano en el citado artículo. Aunque esto da un poco de pena cabría preguntarse ¿qué más tendría que decir el señor Carcassés para suscitar la réplica de un revolucionario cubano?.

Lo que si nos parece conveniente transmitirle a la izquierda cubana es que en el trasfondo de todo esta el hecho de que los cubanos no conocen (y sería conveniente que se les dijera) que en el sistema-mundo en el que vivimos, desde hace aproximadamente 450-500 años, que es una economía-mundo capitalista, cuya prioridad fundamental es la incesante acumulación de capital y en la que existe una división internacional única del trabajo, que en esa segmentación mundial del trabajo capitalista (porque no hay otra) (7) Cuba ocupa sus peldaños más bajos, en la periferia de la misma, participando con productos de escaso valor añadido, y en esas condiciones y desde esa posición periférica  es imposible, aunque se quiera, alcanzar los estándares de vida de los países capitalistas desarrollados, que si ocupan una posición central, monopólica en dicha compartimentación internacional del trabajo, y por tanto, tienen el privilegio de absorber un mayor excedente mundial, porque es precisamente esto (alcanzar niveles de vida comparables al mundo desarrollado) a lo que aspiran en sus ingenuas reivindicaciones, no sólo los cubanos, sino todos aquellos que viven en la periferia del sistema-mundo capitalista, que hacen que “una parte de las ‘luchas sociales’ actuales, en el mundo entero, sean esencialmente la lucha por el acceso a la riqueza capitalista, sin cuestionar el carácter de esta supuesta riqueza”.(8)

Por último, decirle a los músicos cubanos, a la trova cubana, a los creadores artísticos de la mayor isla del Caribe que pese a Carcassés, pero sin su menester, que la izquierda antisistémica cubana y mundial espera y necesita que sus músicos y artistas, sus cantautores y trovadores quieran y sigan abriendo al mundo, su voz comprometida con los excluidos, que la misma siga llegando hasta el último confín, de norte a sur  y de este a oeste y que cualquier hombre pueda también gritar sus propias esperanzas, sus heridas y su lucha cuando diga: ¡Cuba va!. (9)

Notas

1. “Roberto Carcassés ratifica sus palabras pese a sanción”. Disponible en: http://cafefuerte.com/cuba/csociedad/7090-roberto-carcasses-ratifica-sus-palabras-pese-a-sancion/

2. Esta línea fue explícitamente esbozada por el compañero Raúl Castro, en la clausura del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas La Habana 4 de abril de 2010, cuando al referirse a las condiciones que debían reunir los dirigentes en la nueva etapa revolucionaria que se abría expresaba: “Hoy más que nunca se requieren cuadros capaces de llevar a cabo una labor ideológica efectiva, que no puede ser diálogo de sordos ni repetición mecánica de consignas; dirigentes que razonen con argumentos sólidos, sin creerse dueños absolutos de la verdad; que sepan escuchar, aunque no agrade lo que algunos digan; que valoren con mente abierta los criterios de los demás, lo que no excluye rebatir con fundamentos y energía aquellos que resulten inaceptables.

Fomentar la discusión franca y no ver en la discrepancia un problema, sino la fuente de las mejores soluciones. La unanimidad absoluta generalmente es ficticia y por tanto dañina. La contradicción, cuando no es antagónica como es nuestro caso, es motor del desarrollo. Debemos suprimir, con toda intencionalidad, cuanto alimente la simulación y el oportunismo. Aprender a colegiar las opiniones, estimular la unidad y fortalecer la dirección colectiva, son rasgos que deben caracterizar a los futuros dirigentes de la Revolución.”. Disponible en http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/04/04/cuba-no-teme-a-la-mentira-ni-se-arrodilla-ante-presiones-fotos/

3. Al parecer, por principio, la izquierda cubana en el poder nunca suele responder. En realidad este no es el caso peor; aunque fuera de la Isla, pero en momento, contexto y circunstancias distintas, fueron muy fuertes las declaraciones del otrora cantor de la Revolución Cubana señor Pablo Milanés, cuyas declaraciones para el periódico español Público, el 29 de diciembre del 2008, no sólo repugnan sino que asquean. En la misma, al ser preguntado por Raúl Castro, con total desfachatez dijo que “Yo no confío ya en ningún dirigente cubano que tenga más de 75 años porque todos, en mi criterio, pasaron sus momentos de gloria, que fueron muchos, pero que ya están listos para ser retirados…Sus ideas revolucionarias de antaño se han vuelto reaccionarias y esa reacción no deja continuar, no deja avanzar a la nueva generación”. No creo que hayan sido tipos estilo Carcassés, en los que haya estado pensando el señor Milanés, como futuro relevo y conductor de un pueblo tan heroico como el cubano. Entrevista con Pablo Milanés. "El socialismo cubano se ha estancado". Periódico español Público. 28 diciembre 2008. Disponible en: http://www.publico.es/culturas/186756/el-socialismo-cubano-se-ha-estancado

4. Para una revisión de los mismos ver “Mensajes en la web sobre actuación de Robertico Carcassés”. Portal Cubarte. Disponible en: http://www.cubarte.cult.cu/periodico/opinion/mensajes-en-la-web-sobre-actuacion-de-robertico-carcasses/24830.html

5. Rodríguez, Silvio. “Puntualizando”. Blog Segunda Cita. Disponible en: http://segundacita.blogspot.com.es/2013/09/puntualizando.html

6. Ibidem

7. “En la economía-mundo actual no hay sistemas socialistas, del mismo modo que no hay sistemas feudales, porque existe únicamente un sistema-mundo, que es una economía-mundo, capitalista por definición… Los gobiernos pueden caer en manos de personas, grupos o movimientos afines a esa transformación, pero los Estados como tales no son en sí ni progresivos ni reaccionarios. Son esos movimientos y fuerzas los que merecen o no tales juicios.” Wallerstein, Immanuel. “El ascenso y futura decadencia del sistema-mundo capitalista: conceptos para un análisis comparativo” Capítulo V del libro “Capitalismo histórico y movimientos antisistémicos. Un análisis de sistemas-mundo” . Ediciones Akal, S.A., (Colección Cuestiones de Antagonismo) 2004. Madrid. España. Pág 114. (los subrayados son de Wallerstein). Asombra mucho pensar que esto fue dicho originalmente por Wallerstein en septiembre de 1974, cuando aún existía el bloque soviético, ya que el libro es un compendio de su obra.
Para un análisis teórico de dicha teoría del sistema-mundo moderno recomendamos la colosal obra de Immanuel Wallerstein, autor curiosamente no editado nunca en Cuba, pese a ser, el investigador norteamericano, unos de los mejores estudiosos del capitalismo contemporáneo, y Cuba uno de los pocos países que ha dedicado a la edición e impresión de libros tanto esfuerzo sin escatimar recursos; conocida es la célebre frase del compañero Fidel Castro en la fundación de la Imprenta Nacional de Cuba: “no le decimos al pueblo cree, le decimos lee”. Para una introducción, pero muy completa a la obra del quizás mejor conocedor del capitalismo contemporáneo hoy en día, sugerimos el libro “Análisis de sistemas-mundos. Una introducción”. Disponible para su descarga gratuita en el sitio: http://www.manuelugarte.org/modulos/teoria_sistemica/analisis_de_sistemas_wallerstein.pdf

8. Jappe, Anselm. “Crédito a muerte”. Artículo: “¡Decrecentistas un esfuerzo más…!”. Editorial Pepitas de Calaza. Logroño (La Rioja). España. 2011. Pág 210.

9. Parafraseo de una estrofa de la letra de la canción de Silvio Rodríguez “¡Cuba Va!”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario